Noticias

Murió Emma Zuccardi, fundadora de la bodega familiar mendocina

By 3 mayo, 2020 No Comments

Junto a su esposo Alberto creó en 1963 la empresa que hoy lideran su hijo y sus nietos.

A través de una carta firmada por su hijo José y sus nietos Sebastián, Julia y Miguel, la familia Zuccardi comunicó la muerte de Emma, una de las fundadoras de la reconocida bodega mendocina.

Emma Cartellone de Zuccardi tenía 94 años. Junto a su esposo Alberto Zuccardi inició en 1963 la empresa que se convertiría en una de las más prestigiosas de la industria vitivinícola argentina.

«Nos dejó luego de una larga vida llena de alegría y afecto. Fue una mujer fuerte y trabajadora, pilar fundamental del desarrollo de nuestra empresa familiar. También, fue una madre, esposa, abuela y bisabuela que con su amor y carisma dejó una huella indeleble a lo largo de tres generaciones, y que es en gran parte responsable de lo que todos nosotros somos», describe la carta de los Zuccardi.

Según ella misma relató el año pasado en una entrevista concedida al diario peruano El Comercio, Emma y su marido plantaron sus primeros viñedos en Maipú, Mendoza, en 1964, utilizando un -para entonces- novedoso sistema de riego de caños subterráneos. Posteriormente, sería uno de sus tres hijos, José Alberto «Pepe» Zuccardi quien le daría el mayor impulso comercial, primero a nivel nacional y luego internacional.

«Tenemos que celebrar que ha tenido una vida plena. Nos deja el ejemplo de su gran energía», dijo a Clarín José Zuccardi, que destaca que el proyecto que comenzaron sus padres pudo expandirse gracias a la labor conjunta de tres generaciones.

En los últimos años, Emma había impulsado y dirigía la Fundación Zuccardi, que tiene como misión desarrollar tareas de responsabilidad social en las fincas, y supervisaba la Cava de Arte de Familia Zuccardi, un centro de exposiciones dedicado a exhibir obras de artistas mendocinos.

«Con más de 90 años seguía viniendo a trabajar todos los días como cuando empezó. Le puso todo su corazón a la familia y al desarrollo de la empresa», dijo a Clarín su nieta Julia, encargada del área de turismo y hospitalidad de la bodega.

Su nieto Sebastián, enólogo, le había puesto su nombre a uno de sus vinos, un Bonarda que obtuvo reconocimientos en concursos internacionales.

El Bonarda no fue el único homenaje que le dedicaron a Emma. En 2019, los tres nietos se unieron para recopilar las recetas de las comidas que habían compartido con ella desde chicos y publicaron el libro «La cocina de Emma». «Nadie qué pasó por nuestra casa se va a olvidar de sus bizcochitos de vino. Ella siempre sabía cuál era el plato favorito de sus hijos, nietos y bisnietos y se encargaba de que todos pudiéramos disfrutarlos», recordó Julia.

Sebastián, por su parte le dedicó unas palabras en su cuenta de Instagram: «Tuvimos la suerte de disfrutarla! Y hoy solo podemos sentir orgullo y admiración por la forma valiente, sensible y apasionada en que vivió».