Noticias

Pelleriti: “Una crisis como esta el sector privado solo no la puede soportar, necesita del Estado»

By 26 abril, 2020 No Comments

Marcelo Pelleriti fue parte de una entrevista abierta en el ciclo MendozAprende. Es uno de los más destacados enólogos del país y un promotor de la cultura. Sus impresiones sobre la crisis y las oportunidades.

Por Paola Arcaná

Marcelo Pelleriti es un reconocido protagonista de la industria del vino y también un «agitador» del Rock. Actualmente se desempeña como Gerente General y enólogo de la Bodega Monteviejo. También es reconocido por uno de los eventos más destacados que conjuga el vino, la gastronomía y el rock , el festival WineRock!

En una charla íntima y profunda en el marco de MendozAprende, Pelleriti dió sus impresiones sobre el impacto de la crisis en la industria del vino, el rol de los empresarios y del Estado y la necesidad de salirse de la grieta entre argentinos. El impacto en el mercado local y la proyección de Mendoza y sus potencialidades para el futuro que viene fueron otros ejes de la charla abierta realizada por Instagram.

La pregunta que da el puntapié inicial en nuestras charlas es conocer cómo fue el primer impacto en lo personal y empresarial de la crisis. Marcelo compartió una lectura muy contundente acerca de los puntos de impactos más fuertes de la crisis.

Contó que a pesar del momento duro cree que las crisis son una oportunidad de cambio y que espera que realmente aprendamos de ella. Uno de los temas más preocupante es el impacto que generó en su empresa la baja total del turismo, teniendo a su vez una empresa con 120 salarios que pagar. Los datos son alarmantes, con una caída del 40% en la venta del mercado local en abril, Buenos Aires cuenta con solo el 30% de sus vinerías activas trabajando con e-commerce.

Si bien algunas exportaciones siguieron saliendo, es inquietante la parálisis de la economía que será complicada en el mundoEn el caso del vino en particular no hay un mercado local para toda la producción que hay en Argentina. En el caso particular de su empresa con Matriz en Francia, cuenta con la ayuda de ese país, de lo contrario afirmó no podría hacerlo.

Destaca que Mendoza es una provincia hecha con la fuerza del trabajo y estrategia, aunque el contexto nacional en que está inserta la condiciona en su mayor capacidad productiva que podría generar.

Respecto de la relación entre el sector empresario y el Estado, resaltó su preocupación por la falta de empatía hacia las empresas, considerando que no son enemigas de la gente sino que por el contrario cumplen con responsabilidades sociales, sin embargo no es posible solucionar todo aquello que debió ser resuelto por el Estado y no lo hizo. Afirma que no es posible que se prohíba la venta en varios distritos y a la vez se tenga que afrontar el pago de impuestos y salarios, así muchas empresas dejarían de existir y un país sin empresa no tiene como sostener el Estado, ya que los impuestos que lo sostienen no se generan desde el consumidor sino desde el sector productivo.

Analizando las actitudes de los gobiernos en relación al sector empresario en otros países, Marcelo cuenta que mientras en Francia el Estado subsidia la mitad de los sueldos de las empresas y en EEUU, se están invirtiendo entre subsidios y estímulos casi dos trillones de dólares y bonificaciones fiscales, en nuestro país se plantea que las empresas deben dejar de ganar, sin considerar que no estamos hablando de grandes empresas (que en todo el país no serán más de 5). En ese sentido, asegura que se trata en su mayoría de pequeños productores y que ese es el valor argentina y que eso no lo podemos perder, que necesitamos tomar medidas con criterio e inteligencia para poder unirnos los argentinos y no dividirnos porque no somos enemigos.

Además enfatiza que las empresas ayudan, la mayoría participa a nivel social, mencionando a modo de ejemplo Bodega Monteviejo con la remodelación de un escuela y la donación de 600.000 euros, Alejandro Vigil que se encarga de un comedor. La mayoría de las personas con dinero con un ética y buen corazón asumen un responsabilidad social.

-Queda claro lo que decís, hay una conciencia instalada en el sector empresario respecto de la responsabilidad social , o sea que no es falta de conciencia social el hecho de que las empresas no puedan dar ciertas respuestas en ante una economía que estructuralmente está dañada.

-Es que no podemos resolver la economía de un país. En nuestro caso somos una empresa ordenada y entonces uno puede enfrentar de distinta forma, pero no creas que lo podemos sostener mucho tiempo, porque nuestro orden también se basa en tener las cobranzas y pagos en tiempo y forma, trabajar con planificación y estrategia pero no significa que nos sobran los dólares por doquier. En la vitivinicultura la mano de obra se lleva entre 60 % y 70 % , obviamente estamos pagando salarios y cuidando a la gente, pero al temporario no lo podemos sostener y se te parte el alma, es una realidad que es terrible pero estamos haciendo esfuerzo para cuidar nuestra gente; eso estamos haciendo nos estamos cuidando entre nosotros.


 

-¿Para vos hoy cuál debería ser el rol del sector empresario en la crisis?

-Depende la empresa, si tiene grandes beneficios tiene que colaborar a nivel social, en nuestro caso lo que podemos hacer para colaborar es soportar la masa salarial normalmente como lo venimos haciendo no podemos hacer otras cosas. Bill Gates dona dinero para las investigaciones de las vacunas. Las empresas tienen una responsabilidad y pueden ayudar a muchas situaciones casos puntuales; lo que no haría es darle dinero al Estado para que haga tal o cual cosa, porque está mal administrado.

El estado tiene funciones que son muy importantes, por ejemplo entre ellas no gastar de más. Tampoco debe estigmatizar a las empresas ,porque un Estado sin empresa no tiene forma de mantenerse, es matemática básica. El estado se tiene que ocupar que la salud sea digna, no es culpa de las empresas que no lo sea; el Estado se tiene que ocupar de que la educación sea digna y no es culpa de las empresas que no lo sea. El estado tiene que controlar y hay que pagar impuestos, pero llega un momento que la presión te lleva a extremos que no se puede pagar, es matemático.

-Uno te escucha con esa claridad y se ve simple lo que es tan lógico, lo absurdo de plantear una grieta entre el Estado y el sector empresario, un Estado presente para sectores vulnerables debe contar con recursos que salen del sector productivo, es muy claro el razonamiento.

-En cualquier lugar donde uno recibe un salario tiene que cumplir con su trabajo, sino es fraude. Yo en mi empresa cuando están hablando mas de 10 minutos, o hay una persona que está demás o están hablando de algo muy importante. Me parece muy bien que existan estadistas, o sea gente realmente formada que presente proyectos que le hagan bien a la sociedad, es decir que generen una convivencia sin grietas. Yo busco en quien me representa alguien honesto y que mis cuentas sean bien administradas es una responsabilidad básica y ética que te lo enseñan en jardín de infantes. Y cuando se reúnen en el Congreso tiene que hacer leyes para el avance de todo el mundo y bienestar de todo el mundo. Y si realmente cada político tiene tantísimos asesores como dicen que sean efectivos. Yo la bodega la construí  hace 20 años y recién hace 2 años atrás me puse un asistente. Pero no hablo para criticar sino porque es un momento de crisis extrema donde las empresas tienen su responsabilidad y el Estado también, acá no es uno u otro es una responsabilidad de todos como ciudadanos argentino

-Está claro, el impacto de la crisis es fuerte porque ya veníamos con una economía castigada.

-En cualquier país una crisis como esta el sector privado solo no la puede soportar, necesita del Estado, por eso en un país con un Estado claro y ordenado tiene mayor capacidad de soportarlo. El estado tiene que tomar medidas, hay gente que realmente está muy desolada y debe ayudarla, allí debe existir la solidaridad, lo que no implica que se deba poner a los empresarios como enemigos públicos.

-Una cosa es priorizar y otra demonizar. ¿Qué cosas puso en evidencia esta crisis en la industria del vino que deben cambiar?

-La crisis la venimos viendo hace rato en las economías regionales que no se soluciona ni  se toman las decisiones políticas en conjunto con las bodegas que sean necesarias. Afecta pequeños y medianos productores,  gente que hace mover una economía regional. El valle de UCO es zona de alta gama que representa apenas un 12%, entonces si bien no es nada en porcentaje para la economía argentina, si lo es en su capacidad para  dar una imagen, de dar una carátula argentina como gran productor de alta gama; pero la gran economía vitivinícola está en la zona este y es ahí donde hay que solucionar las cosas ahí esta, la gran crisis.

-¿En general todos están contentos con la cosecha 2020 Mendoza, es cierto que fue muy buena?

-¡Muy buena!, para nosotros representó 12% menos de producción. Sin embargo fue estresante, todo el tema del contexto de la pandemia, cuidar el distanciamiento entre la gente, el alcohol en gel y demás previsiones. En plena cosecha en la bodega estaban 160 persona trabajando, el estrés fue muy grande porque el objeto era terminar la cosecha como prioridad, porque aparte de todos los problemas económicos sino terminábamos la cosecha serían muy graves.

A los cosechadores son a quienes más tengo mimados. Con quienes trabajamos en la bodega nos abrazamos porque nos amamos. Cuando vos trabajas con gente, empezás queriéndola y poco a poco terminan siendo como tu familia.

-Desde esa mirada más sensible y profunda, ¿Qué podés rescatar de positivo en esta crisis nos va dejando en el camino, que te va dejando a vos?

-El vino tiene una posibilidad aún mayor de insertarse en el mundo, tenemos mucho para dar a nivel malbec para educar en nuestra cultura en el vino, si bien es joven en muy poco tiempo se metió como una marca argentina en el mundo que es importante. Cuando termine esto hay que salir con todo, como hicimos siempre, salir a comunicando el vino argentino, hay que salir con la camiseta puesta más que nunca. Van a venir todos a pelear, entonces si hay que hacer algún cambio o innovación este es el momento para comunicar todo lo que se está haciendo en Argentina, hay muchas posibilidades de negocio.

Otra cosa positiva es que creo que después de esto va a ser necesario que tanto las economías mundiales como las de las empresas sean ordenadas, también tiene que cambiar la cabeza avara que tenemos los seres humanos, ser mas consientes con todas las barbaridades que estamos haciendo, no podemos seguir con una encomia revolucionada de un crecimiento repentino muy grande y luego cae abruptamente. No nos va a quedar otra alternativa que limpiar y ordenar las economías y creo que es la única forma de combatir la pobreza .

La vida se basa en cosas simples en un orden social, en compartir, en ayudar. Es necesario tener un estado presente hasta una cierta medida no se puede hacer cargo de todo, el Estado ocuparse de algunas cosas y las empresas de otras. Los ejemplos socialistas más avanzados, como son los Países Bajos, tienen una gran diferencia con nosotros y es que tienen un solo objetivo que Dinamarca sea un gran país, más allá de los diferentes puntos de vista. Acá tenemos una grieta que divide el país en dos donde no pensamos en un objetivo común.

-¿Cómo ves la situación en el mercado interno respecto a la comercialización?

-La comercialización en Argentina hoy es compleja porque no está funcionado , todas las bodegas están tratando de subsistir, sobre todo las más pequeñas, estamos tratando a salir a través de un e- commerce y tratando de ver como estar del otro lado de la cadena comercial que es le vino taquero que también es nuestro aliado. No es fácil la logística en este país, Mendoza está en una zona inhóspita es caro para llegar a Buenos Aires.

-Si nos proyectamos a futuro, ¿cuáles son los puntos fuertes que ves que tiene Mendoza para lanzarse?

-El turismo en Mendoza es enorme, tenemos que ser una provincia turística y brindar un servicio de alta gama, que no me refiero con ello a quien viene a un hotel a gastar  mil dólares la noche, sino me refiero a un buen servicio. Si bien dicen que las bodegas no participan mucho en el PBI de un país , hay cosas que no se cuantifican como la imagen; y la imagen que le ha dado el vino argentino a nuestro país es enorme, así como nos reconocen por Maradona, el tango o el obelisco, también por el vino argentino. Creo que lo que hay que hacer es abrir las puertas y ahora es le momento de capacitarse lo que más se pueda.

Hoy pensamos además seguir en la línea que veníamos proyectando cuando planificamos hace años donde queríamos llegar, porque ese dónde aún no lo hemos alcanzado y lo vamos a seguir hacia allí plantando varietales,  haciendo obras edilicias e invirtiendo en innovación. Henry Parent, siempre dice que para que una empresa sea exitosa el empresario debe estar motivado, sino la empresa cae y deja de ser exitosa.

Tenemos que luchar porque Mendoza sea una provincia donde la calidad de vida mejore.

-¿Cómo se están preparando de para el día del Malbec y para cuándo se reprogramó el WineRock?

-Para el Malbec estamos haciendo muchas degustaciones virtuales, estoy haciendo varios videos para diferentes países acerca del Malbec argentino, generar a través de redes que es lo que podemos hacer ahora.  El WineRock está reprogramado para el 5 de septiembre , son los 10 años de un evento que sucedió porque amo el vino y el rock, creo que hay que comunicar el vino de otra forma, me gusta ver a los rockeros hablando mas del vino.  Es una evento que se está abriendo para todos,  la palabra wine no es mía y rock tampoco así que tarde o temprano va a terminar siendo de todos.

-Un mensaje final para este momento.

-A cuidarse, a levantar la moral, a ser fuertes y si tenemos momentos de debilidad a llorar, no hemos vivido ninguna guerra. Hay una frase que me dijo Catherine: “Ustedes nunca ganaron ni perdieron una guerra no saben lo que es realmente pasar una crisis de guerra”. Así que hay que motivarnos entre todos, con amigos brindar, beber por eso, si tienen necesidad de gritar o llorar háganlo, creo que los vecinos los van a entender y aplaudir, es saludable.

 

14/04/2020 fuente