"Amor a la libertad": el proyecto del gobierno de Mendoza para que los presos produzcan vino

Los presidiarios de un penal de Luján de Cuyo trabajarán la viña para elaborar un malbec

Una "finca escuela" en el Complejo Penitenciario Almafuerte, situado en Luján de Cuyo, Mendoza. La idea la tuvo el enólogo Marcelo Pelleriti, se ganó el visto bueno de las autoridades provinciales y se materializó en un proyecto que presentaron ayer el gobernador Alfredo Cornejo y el intendente Omar de Marchi.


"Mucho se habla de la resocialización de las personas privadas de la libertad pero poco sucede, queda en los discursos", dijo Cornejo al respaldar la iniciativa, cuyo resultado es la elaboración del malbec "Alafuerte, amor a la libertad" y que también contempla que se otorguen certificados de formación para los presidarios.


El mandatario agregó: "En el vino hay una enorme oportunidad de trabajo. Los enólogos, los bodegueros y los dirigentes sindicales saben que necesitamos cada vez más mano de obra calificada. Por eso es importante la resocialización con estos saberes".


Luego el gobernador detalló que de unas 4.200 personas que hoy están privadas de la libertad en Mendoza, 2.050 estudian y 2.100 trabajan. Y que muchos de ellos coinciden en las dos tareas. "Un número, comparado con lo que hemos tenido en los últimos años, realmente extraordinario. Aspiramos a que el 100% estudie y trabaje", subrayó durante la presentación, de la que también participó el diseñador José Bahamonde.


Por su parte, Pelleriti destacó que la finca escuela "permite aprender un oficio, que se fue perdiendo, saber podar, plantar, dar vida". "Todos deben colaborar y saber que es posible colaborar, todos también somos responsables de lo que sucede en la sociedad", dijo.

14/09/2018 Fuente